Conceptos errados de usuarios nuevos de Linux

Son muy pocas las personas que no usaron por primera vez Windows antes que cualquier distribución de Linux. Esto pasa ya que solo hace pocos años Linux (gracias a distribuciones como Ubuntu, Linux Mint, Fedora, etc) se empezo a meter entre los usuarios finales (usuario común) y generalmente lo que se hace con Windows no es siempre lo mismo en Linux.

Esta es una lista de algunos conceptos errados que vi en el blog de LinuxZone:

1. No instalar desde los repositorios.

Esto no es un error en sí mismo, se puede realizar sin problemas. Lo que sucede es que muchos usuarios llegan a GNU/Linux con la mentalidad “Windows” y siguen instalando software de ese modo: buscar el programa deseado por Internet, descargarlo e instalarlo. No tienen en cuenta estos usuarios que muchas distribuciones cuentan con gestores de paquetes que facilitan mucho el proceso de instalación, siendo ésta realmente sencilla y rápida.

2. Actualizaciones “selectivas”.

Elegir qué actualizas y qué no actualizas puede volver el sistema inestable, con el paso del tiempo. Paul recomienda marcar todas las actualizaciones de las que avise el manager de actualizaciones para evitar potenciales problemas.

3. GNU/Linux NO es Windows.

Un concepto sencillo de entender pero difícil de asimilar, tras años de usar sistemas Microsoft. El novel debe tener en cuenta que usa otro SO y que tiene semejanzas en algunos puntos pero no, no es lo mismo ni tiene la misma lógica de trabajo. Por tanto, el recién llegado debe tener una mente abierta a novedades e intentar aprender de ellas.

4. El uso de la terminal.

En las distribuciones actuales, casi todas las “tareas diarias” pueden llevarse a cabo mediante una interfaz gráfica. No obstante, tras un tiempo de trabajo con el sistema, pronto todo usuario descubre que muchas de esas tareas se pueden realizar más rápido desde la terminal o que, paradójicamente, son más sencillas con ella.

5. Mal uso de los foros de ayuda.

Acudir a los foros con problemas que pueden resolverse en 1 minuto, tras una breve búsqueda por Internet, por esos foros o, incluso, acudiendo a las man pages, es contraproducente. Si puedes encontrar la solución a tu problema sencillamente, ¿por qué perder más tiempo describiendo tu problema y/o lo que deseas? Además, en el proceso de búsqueda de soluciones, se aprenden muchas otras cosas, además de encontrar la solución que buscas. Y aquí añado algo que no menciona Paul: la inmensa satisfacción que produce el resolver tus propios problemas.

6. Usar derechos de root sólo cuando es necesario.

Con derechos de administración de root, si no sabes lo que estás haciendo, puedes comprometer seriamente la seguridad y/o estabilidad del sistema. Cuando se ejecuta un comando en la terminal para el que es necesario ser root, siempre es recomendable asegurarse de qué se está haciendo con él, qué va a producir.

7. Expectativas demasiado elevadas.

Es posible usar sistemas GNU/Linux en hardware antiguo y poco potente, dando nuevas posibilidades a equipos que estaban acumulando polvo. No obstante, esos equipos siguen siendo viejos y la distro que se use, por muy ligera que sea (o se configure) no aumenta la potencia de esos pc’s/portátiles.

8. Utilizar demasiado wine.

Es lógico que, al principio, se quiera echar mano de los programas Windows a los que se está habituado. No obstante, olvidar las opciones que te ofrecen las aplicaciones libres de los sistemas GNU/Linux es despreciar una opción óptima, como mínimo. Existen varias tablas de equivalencias de software por la Red que pueden orientar al novel, durante los primeros días de uso de GNU/Linux.

9. Ignorar los mensajes de error del sistema.

En los sistemas GNU/Linux, los errores suelen venir acompañados de mensajes explícitos. No debemos obviarlos ya que lo más probable es que no seas el único que reciba esos mensajes y ayudarán a buscar la solución o a dar información del problema en los foros, en su caso.

10. Abandonar fácilmente.

Nadie nace enseñado y todo usuario ha tenido que aprender a usar el SO de su equipo. Obviedad: si un usuario conoce cómo usar Windows, por ejemplo, es porque lo ha aprendido, se ha tomado su tiempo para conocerlo poco a poco. GNU/Linux no es un sistema diferente, en ese sentido. Se necesita tiempo, constancia y perseverancia para aprender a dominarlo.

Texto extraido de: LinuxZone


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s